domingo, 22 de marzo de 2009

Hello... (Radioarte)

¿Cuántos sonidos caben en un segundo?... es una pregunta capciosa, así que no intente responderla.

Hoy les presento una pequeña pieza, a manera de Radioarte (sin pretender que algún día se transmita por la radio), titulada simplemente Hello... Pero por qué "hello"; bueno, eso tendrán que averiguarlo al escucharla.


(Si alguien me quiere decir cuántos sonidos caben en un segundo, puede hacerlo en los comentarios)

_____________



En otras noticias, me enteré que el Foro Mundial de Ecología Acústica (iniciado en Canadá en 1973), tendrá sede en México DF, y obviamente el creador del concepto Ecología Acústica, Soundscape, además de su principal teórico, Murray Schafer, dará dos conferencias tituladas: Hacia una cultura de la escucha (23 de marzo) y Nunca he visto un sonido (25 de marzo). Este evento está patrocinado por la Fonoteca Nacional, cuya titular es Lidia Camacho (otrora directora de Radio Educación).

El tema principal del foro serán las Megápolis sonoras, la identidad cultural y los sonidos en peligro de extinción.


Para más información consultar la página del Foro Mundial de Ecología Acústica.

4 comentarios:

Prófuga Metatera dijo...

Me gustó "Hello". Muy "visual". Producirlo ha de haber sido un rollo complicado.

Saludos!

(No se cuántos sonidos caben en un segundo. Enseguida me puse a pensar en la propagación, y ondas de esas que no pretendo empezar a comprender, jaja. Pero supongo que hay tantos sonidos en un segundo como logres o quieras captar)

Luis Alvaz dijo...

Muchas gracias, creo que esa es la idea, que el sonido provoque una sensación sinestésica.

Y en efecto, la pregunta va por ahí, en cuántos sonidos puede tu oído captar en tan pequeño lapso de tiempo, aunque para el sonido, el tiempo no es una constante ni una medida.

Saludos

gabriel dijo...

Un día me preguntó Le Parc "cuántos puntos amarillos me faltan?" y yo le contesté que 4 y, por supuesto me dijo "no, fijate bien".
Lo de los sonidos en peligro de extinción es bastante loco. Sé toda la historia de Vancouver y los sonidos del puerto, etc, pero me parece que en general si hay algo que puede extinguirse...perfectamente es un sonido.
Abrazos

PD. ya voy a escuchar con atención tu "hola".

Luis Alvaz dijo...

Interesante, y por fin, ¿cuántos amarillos eran?

¿No te parece que algunas obras pictóricas y escultóricas son especialmente sonoras? Supongo que no todos estarán de acuerdo, pero creo que es una fuente de inspiración para los que se dedican al sonido.

Con respecto a los sonidos en extinción, tienes razón, si hay que algo que puede extinguirse y apagarse sin dejar rastros es un sonido; incluso si sólo quedan registros fonográficos, el sonido en sí ya no existe, porque los métodos de fijación, aunque sean inalterables, no le permitirán al sonido volver a vivir. Sé que suena un tanto melodramático, pero me parece genial que haya gente interesada en preservar el sonido.

Gracias por tu visita

Saludos y abrazos.